Trucos para ahorrar en verano

Trucos para ahorrar en verano

Hoy empieza oficialmente el verano y nosotros venimos cargados de consejos para que puedas ahorrar algo de dinero durante estos meses. Aquí te dejamos algunos sencillos trucos para que ahorres en verano:

  1. Cuando hagas la colada, no metas la ropa en la secadora, es un gasto inútil durante el verano. Con tenderla y dejar que se seque al aire libre es suficiente. Si no tienes un patio o jardín donde tender la ropa, puedes utilizar un tendedero portátil y colócalo cerca de un balcón o ventana. Además de ahorrar dinero estarás alargando la vida de tus prendas, ya que evitas que se dañen con el uso de la secadora.
  2. También puedes evitar usar el secador para secarte el pelo, es otra forma de ahorrar y no dañar tu cabello con el calor artificial. Además, también estarás más fresquito/a con el pelo mojado.
  3. Intenta reducir el uso del aire acondicionado en la medida de lo posible. Si quieres ventilar o refrescar tu casa, abre las ventanas por la noche y a primera hora de la mañana, es decir, durante las horas que menos calienta el sol. Para mantener una buena temperatura en el hogar, mantén las persianas bajadas y las cortinas o el toldo echados para evitar que entre calor a través de los cristales. Si hace demasiado calor y necesitas usar el aire acondicionado, es muy importante llevar un mantenimiento del aparato, cambiando regularmente los filtros. Unos filtros sucios hacen que el aparato requiera más potencia para enfriar, por lo tanto, más gastos.
  4. Lo mejor para mantenernos fresquitos es llevar una dieta de comidas frías como las ensaladas y la fruta. De esta forma también reducirás el gasto de cocinar algún alimento, y también reducirás el calor que supone una cocina en funcionamiento. Si tienes jardín también puedes hacer una barbacoa al aire libre, y así evitar usar la cocina.
  5. Si vas a la piscina o a la playa, puedes aprovechar y darte una duchita fría en las duchas comunitarias, te refrescarás y te ahorrarás el gasto en agua de tu casa. Además, ducharse con agua fría mejora el aspecto de la piel y del cabello, y mejoran la circulación sanguínea.
  6. Cuando vayas a comprar productos de higiene o limpieza para irte de viaje, elige productos concentrados. Los envases son más pequeños y cómodos para transportarlos, y además no vas a necesitar envases grandes para unos días.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *